Hcg801 carousel

Enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la primera causa de muerte a nivel mundial; mueren más personas al año debido a enfermedades cardiovasculares que por cualquier otra causa.

Enfermedades cardiovasculares

La mayoría de enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir con campañas destinadas a la población general que aborden los factores de riesgo tales como el tabaco, una dieta poco saludable, la obesidad, la inactividad física y un uso poco responsable del alcohol.

Las personas que padecen enfermedades cardiovasculares o todas aquellas con riesgo cardiovascular (debido a la presencia de uno o más factores de riesgo como pueden ser la hipertensión, la diabetes, la hiperlipidemia o cualquier otra enfermedad ya establecida) necesitan una detección temprana, control constante, asesoramiento y medicación, según corresponda.

Hipertensión arterial

La hipertensión arterial afecta al 20 % de la población general y hasta a la mitad de las personas de 70 años o más. Aproximadamente mil millones de personas padecen hipertensión arterial, y se espera que este número aumente a más del cincuenta por ciento para el año 2025. La hipertensión arterial es la tercera causa de muerte a nivel mundial, y se espera que las muertes asociadas a ella aumenten drásticamente en las próximas décadas.

Los valores altos de presión arterial generan estrés al sistema cardiovascular. Un esfuerzo del corazón lleva a un ensanchamiento de las cámaras cardíacas y provoca daños en los vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón. En la circulación periférica el aumento de presión de los vasos puede provocar sangrado intracraneal y puede dañar los órganos vitales, entre ellos el hígado, los riñones y los pulmones. A pesar de todos estos factores determinantes para la salud, a menudo se la considera «el asesino silencioso» porque muchos de los pacientes con hipertensión arterial no sienten sus efectos y por lo tanto no buscan tratamiento hasta que es demasiado tarde.

 

 

Riesgos

Cualquier persona corre el riesgo de desarrollar hipertensión arterial. A pesar de que la mayoría de personas padecerán hipertensión arterial en algún momento de sus vidas, ciertos individuos corren un riesgo mayor de desarrollar hipertensión crónica (a largo plazo).

Los siguientes factores pueden jugar un papel determinante en el incremento del riesgo de desarrollar hipertensión arterial:

  • Fumar
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Estrés emocional
  • Dieta pobre y/o falta de ejercicio
  • Obesidad

Además de estos factores evitables, nuestros genes pueden hacernos susceptibles a desarrollar hipertensión arterial. Por lo tanto, los individuos con un historial de hipertensión arterial en su familia son más propensos a desarrollarla.

La hipertensión arterial es una enfermedad que puede atacar a cualquier edad.

Por último, a pesar de que suele estar asociada con la tercera edad, y pese a que su incidencia aumenta con la edad, la hipertensión arterial es una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad. Por ello, es importante empezar una rutina del control de la presión arterial cuanto antes, incluso si cree que solamente tiene un riesgo moderado de acabar padeciendo hipertensión arterial.

La buena noticia es que la hipertensión es una enfermedad evitable. Puede tomar varias medidas para reducir el riesgo de padecerla. La toma rutinaria de la presión arterial en casa es una parte esencial del programa de prevención. De esta manera, usted y su médico podrán tener una imagen precisa de su estado de salud.

OMRON Healthcare le ofrece una gran gama de monitores de presión arterial para uso doméstico que pueden ser utilizados en casa con tranquilidad, aportándole calidad, precisión y fiabilidad. Tenemos la solución ideal para usted, tanto si busca un aparato de brazo como de muñeca.

¿Por qué debería utilizar en casa un monitor de presión arterial?

La hipertensión es un factor de riesgo importante de enfermedad cardiovascular. La toma rutinaria de la presión arterial en casa es una parte esencial del programa de prevención. De esta manera, usted y su médico podrán tener una imagen precisa de su estado de salud.

Diagnosticar, prevenir y supervisar la hipertensión arterial

Diagnosticar, prevenir y supervisar la hipertensión arterial es esencial en nuestra batalla contra esta enfermedad silenciosa y mortal. Llevar un control regular de su presión arterial es el primero paso. Estos datos y estadísticas tan alarmantes enfatizan la necesidad de una llamada a la acción inmediata de la comunidad médica, los líderes de opinión y la propia sociedad.

Prevención

La mayoría de enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir con campañas destinadas a la población general que aborden los factores de riesgo tales como el tabaco, una dieta poco saludable, la obesidad, la inactividad física y un uso poco responsable del alcohol.

Las personas que padecen enfermedades cardiovasculares o todas aquéllas con riesgo cardiovascular (debido a la presencia de uno o más factores de riesgo como pueden ser la hipertensión, la diabetes, la hiperlipidemia o cualquier otra enfermedad ya establecida) necesitan una detección temprana, control constante, asesoramiento y medicación, según corresponda.

Independientemente de las causas subyacentes, casi todos los tipos hipertensión pueden prevenirse o ser tratados eficientemente utilizando una combinación de varias medidas. Medidas preventivas, como mejorar su estilo de vida y sus hábitos de comida, así como llevar un control de su presión arterial de forma regular, pueden reducir significativamente los riesgos. Si padece hipertensión arterial, estas medidas pueden ayudarle a reducir sus valores de presión arterial a un nivel adecuado; sin embargo, en muchos casos también se requiere tratamiento médico. Así que visite a su médico con regularidad.

¿Cómo puede reducir los riesgos?

  • Lleve una dieta equilibrada
  • Deje de fuma
  • Reduzca el consumo de alcohol
  • Haga ejercicio de manera regular
  • Reduzca su nivel de estrés
  • Resérvese un tiempo para relajarse
  • Visite a su médico con regularidad
  • Mida sus valores de presión arterial en casa regularmente con un monitor de presión arterial y muéstrelos a su médico
     

Usted también puede jugar un papel importante en el control de su propia salud. Reducir o eliminar muchos de los factores de riesgo comunes asociados con la hipertensión puede reducir su predisposición a padecer hipertensión arterial y las enfermedades asociadas a ella. Tomar las medidas apropiadas, lo que incluye cambiar su estilo de vida, los hábitos de comida y medirse la presión en casa con regularidad, puede ser suficiente para prevenir, e incluso en muchos casos revertir la hipertensión arterial.